Bases del Plan Nacional de Gobierno de Social 21, La Tendencia Año I :: N° 2:: 31de mayo de 2021

Hacia una nuevo Modelo Productivo Nacional Industrial

La Argentina, secuestrada por el control operacional de las corporaciones transnacionales avanza hacia un nuevo aumento en la escala de depredación de nuestros bienes naturales, pretendiendo incrementar la exportación de agro-alimentos de 120 millones de toneladas actuales a más de 200 millones de toneladas de exportación de cereales, oleaginosas y legumbres, tal como lo establece la resolución 216/2020 del Ministerio de Agricultura. En función de ello, China y las empresas que dominan nuestro comercio exterior, con sede en Estados Unidos y Europa, promueven el dragado y el ensanchamiento del río Paraná a fin de intensificar su circulación y el poder de carga, pasando de 600 contenedores por cada tren de 12 barcazas que circula actualmente, con 22-34 pies de calado, a 3.600 contenedores por buque de 38-40 pies de calado y, para el ingreso de fletes de ultramar al puerto de la Plata en el canal Magdalena, en el Río de la Plata, elevar de 3600 contenedores por buque panamax a 8000 contenedores por buque post-panamax, con 45-47 pies de calado. Es decir, se promueve cambiar la dimensión de los medios y continuar con los topping off y los alijes, aumentando su poder de tráfico y bajando el costo por unidad de carga. Al citado modelo exportador, se le incorpora el sistema de zonas francas, como territorios especiales, las cuales no solo facilitarán el ingreso de grandes volúmenes de mercadería al territorio general nacional, pulverizando el poder de oferta del empresario argentino, sino también se constituirán como nodos de exportación en el marco de las cadenas globales industriales, con considerables beneficios a las empresas que allí operen, los cuales abarcan desde subvenciones, hasta tarifas preferenciales para servicios públicos y eliminación del pago de derechos de exportación, por nombrar algunos, conforme los términos de la O.M.C.. De esta forma, China, operará en la cuenca del Plata, a través de la zona franca de la Plata, el Puerto de La Plata y el Puerto de Dock Sud, se abastecerán de recursos nacionales y exportarán alimentos y minerales de hierro del Mutún, fundamento del enclave boliviano en el puerto de la Plata, además de exportar el gas a través del gasoducto de la franca Bahía Blanca, financiar el puente vial o ferroviario que unifica a Punta Lara en Ensenada con la zona franca de Colonia, Uruguay, y la conexión del puerto de la Plata con Chile. Esta nueva escala proyectada, se estructura como la profundización de un modelo de Nación reducida a la explotación primaria del suelo, subsuelo y aguas continentales, bajo la cosmovisión geopolítica de desindustrialización y privatización del modelo productivo, con visión netamente exportadora de bienes primarios, sin frutos en la industria local, y rentístico-especulativo en su esencia, considerando el acopio irregular de granos y la liquidación de divisas inferiores en $4000 millones de dólares/año promedio, respecto del monto efectivamente declarado.En razón de ello, desde Social21, La Tendencia, volcamos nuestro esfuerzo para que la Argentina recupere el poder de comercialización externa, para ello presentamos el proyecto de creación de una Empresa de Líneas Multimodal Argentina del Siglo XXI, como corporación del Estado, a fin de ejercer de forma centralizada el transporte naval de ultramar, de barcaza para los ríos interiores, el modo ferroviario, aeronáutico, carretero y por ductos, con proyección en la industrialización y el ejercicio directo por parte del Estado del Comercio Exterior, conjuntamente con un organismo que posea el poder de acopio y fije precio-tecnología-calidad-cantidad y posea poder de negociación externa.De esta forma, los argentinos podremos comenzar a recuperar el control de nuestro destino, despertar las virtudes políticas de nuestro pueblo que garanticen un modelo democrático participativo, al tiempo que reconstruimos nuestras empresas del Estado, como base del trabajo argentino, y de forma pacífica y ordenada, emprender la reforma del sistema económico, a fin de reconfigurar un modelo productivo que respete los ciclos de la naturaleza, garantice el abastecimiento de bienes al conjunto y promueva el desarrollo pleno del ser humano.

Martin Ayerbe

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.